LA VIRGEN DEL ROSARIO

La Virgen del Rosario es otro elemento esencial dentro de la Cantería del Mármol de Macael como Patrimonio Cultural Inmaterial.

Patrona del municipio de Macael, ostenta también el cargo honorífico de alcaldesa perpetua, reconocimiento que es buen reflejo de su importancia para los Macaeleros.

El día de su festividad, el 7 octubre, es popularmente conocido en Macael como el Día de la virgen. La gran devoción de la que goza la virgen, probablemente derive de la necesidad de protección ante los peligros a los que está permanentemente expuesto el trabajo de extracción del mármol. Raro era el cantero que no portara una medalla de la Virgen del Rosario, en los cortijos[1] y talleres de artesanía, siempre había presente una imagen, ya fuese en papel, o incluso una pequeña estatua, como la que había colocada en una hornacina en las canteras del Río, aún hoy, sigue siendo una práctica extendida.

Hornacina que contenía una imagen de la Virgen del Rosario, situada en la antigua fábrica de “los Botijones”

La festividad de la Virgen del Rosario fue instaurada por el Papa Pío V como conmemoración a la victoria sobre los turcos en la Batalla de Lepanto, el 7 de octubre de 1571.

Inmediatamente se hizo muy popular en Castilla[2], probablemente debido a su connotación de victoria frente al infiel. Especialmente importante fue en el Reino de Granada donde la presencia islámica era una amenaza como demostró la sublevación de los moriscos.

Macael, no fue una excepción. Tras la expulsión de los moriscos en 1573, fue repoblado con 22 familias             procedentes de fuera del Reino de Granada. No es casualidad la presencia en muchas de ellas  de maestros canteros: los Santacruz, Arteta, Cruz, …  que probablemente aprovecharon la oportunidad que se les brindaba de obtener casa y tierras desde donde poder extraer el famoso mármol blanco de Macael. Estas familias dieron lugar a sagas de canteros muy relevantes, que extrajeron el mármol y elaboraron piezas con las que están decoradas numerosos palacios, iglesias y conventos de las provincias de Murcia y Granada, principalmente.

Este florecimiento económico posibilitó el surgimiento en el siglo XVII de cofradías, cuya función era asistencial, sus miembros acompañaban a los cofrades en su entierro.

Existían 3:

  • La del Santísimo Sacramento
  • La de la Vera Cruz
  • Y la de Santo Rosario

Ésta última era la más relevante, y la única que ha llegado a nuestros días, al concentrar mayor número de miembros y donaciones que se dedicaban fundamentalmente a la adquisición de hachas de cera y objetos litúrgicos.

La Cofradía del Santo Rosario de Macael sigue organizando, hoy en día, los actos en honor a la Virgen del Rosario.


[1] Pequeños refugios habilitados por los canteros, junto a la placeta, para resguardarse de las inclemencias del tiempo y guardar sus pertenencias.

[2] Su rezo tenía fama de ser muy efectivo para redimir las almas del purgatorio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s